BAC gana la licitación para mejorar la “carretera de la muerte

Carretera de la muerte

Bolivia encarga a una empresa catalana reformar la ” carretera de la muerte “.

La ingeniería catalana BAC Engineering Consultancy Group ha ganado la licitación del gobierno de Bolivia –a través de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC)- para diseñar las obras de mejora de parte de la llamada carretera de la muerte, considerada una de las vías más peligrosas del mundo. El proyecto, financiado por la Corporación Andina de Fomento (CAF), tiene una duración de nuevo meses y consiste al definir las obras que se tendrán que llevar a cabo para mejorar la carretera en todos sus aspectos, en especial la seguridad, a partir de una nueva definición de trazado.

Se trata de un proyecto que nació el 2015 en el marco de una misión empresarial organizada en Bolivia por ACCIÓN, la agencia de la Generalitat para la competitividad de la empresa, y que ha recibido el acompañamiento de las Oficinas de Comercio y de Inversiones de ACCIÓN en Washington –especializada en la detección de oportunidades de negocio en el ámbito de la contratación pública internacional- y Buenos Aires.

A raíz de las reuniones que mantuvo con instituciones financieras internacionales, empresas y agentes locales, BAC empezó a desarrollar proyectos de colaboración con socios bolivianos accediendo a licitaciones públicas y privadas. Con la adjudicación de este contrato, el primero de los cuatro que ha conseguido hasta la actualidad, la consultora ha decidido abrir una filial al país que ofrecerá todos los servicios de la compañía. En concreto, el tramo sobre el cual la ingeniería catalana tiene que presentar una propuesta de mejora es de 73 kilómetros y se encuentra en la provincia de los Yungas, al departamento de Paz, que conecta varias poblaciones, desde Unduavi hasta Chulumani.

El objetivo es definir las obras que serán necesarias para ampliar la carretera y mejorar la pavimentación, puesto que en algunos sectores cuenta sólo con una anchura de 3,5 metros. Construida a la década del 1930 a 4.000 metros de altura, este tramo se una de las partes de la llamada carretera de la muerte, que se caracteriza por la inestabilidad de sus taludes, calzadas inestables y drenaje insuficiente, hechos que se suman a las condiciones geotécnicas desfavorables y a la topografía accidentada de la zona, con grandes desniveles y caídas en buena parte del trazado. BAC, que ya es presente al mercado de América del Sur y América Central, ya ha llevado a cabo proyectos de obra civil como edificación, ingeniería industrial y control de calidad, entre los que destacan la mejora de una autopista a la región de Santiago de Chile, la construcción de una terminal de contenedores en Costa Rica y la edificación de un centro de convenciones en Bogotá.